“¡Ya no quiero tener mi blog!” – Kike, 24 años y no sabe sobre que debería de ser su primer post.

Le di varios días vueltas al asunto de sobre qué debería ser mi primer post, me frustré y decidí que no volvería a escribir nunca en la vida (sí, así soy de extremista) y que mejor me dedicaría a hacer galletas para todo el mundo.

Y ahí, me di cuenta que acababa de encontrar mi primer post; mi historia con las galletas de chispas de chocolate veganas.

El por qué es muy simple, el descubrimiento de esta receta puede resumir perfectamente como soy.

Tenía 19 años, me encontraba en Argentina y decidí hacerme vegano. Sí, vegano (ya no lo soy) en el país con la carne más rica del mundo, porque si existe alguien a quien le gusta llevar la contra, es a mi.

Llevaba un día como vegano y ya sufría de sus consecuencias ¡no vendían postres veganos en ningún lado! ¿Qué va a hacer Kike sin postres? ¿Qué clase de persona voy a ser si no consumo mi dosis de azúcar diaria? (Drama por mil)

Después de leer en muchos grupos de veganos encontré unos chocolates y dulces que me calmaron unos días, pero realmente si querían que no matara a nadie iba a necesitar algo más que eso, así que me puse a investigar y encontré todo un mundo de recetas de postres veganos que se veían muy ricos pero tenían un gran (GRAN) inconveniente, necesitaba como mínimo saber chino, ser experto en alquimia e ingredientes que estoy seguro servirían para hacer la poción multijugos de Harry Potter. (Muy mal veganismo, muy mal). Resignado, dure unas semanas viviendo de los chocolates y dulces que me había visto en el grupo de veganos.

Un día, fastidiado de esos dulces volví a buscar recetas y encontré a la protagonista de esta historia: galletas con chips de chocolate. ¡Estaba decidido! Ese día iría a comprar todo lo necesario y cocinaría muchas galletas. Fue bastante fácil conseguir los ingredientes porque casi todo es de uso cotidiano, hasta que llego la hora de buscar las chispas de chocolate sin leche. 

Hay una marca muy comercial en argentina llamada Chocolates Aguila, que tiene esas chispas, pero ese día parece que todo (TODO) mundo decidió hacer recetas con chispas de chocolate porque no encontraba por ningún lado esas chispas. Fácilmente puedo decir que fui a 7 supermercados buscando esas chispas (el muchacho estaba decidido a comer esas galletas), estaba corriendo al octavo con miedo de que ya cerrarán y me quedará con antojo un día más. Por suerte llegue a tiempo y tenían.

¿El resultado de esa noche? Una cocina llena de harina, un horno trabajando a toda maquina, mil galletas y un Kike con 5 kilos de más, con una sonrisa enorme porque al fin pudo comer un postre.

Desde ese día, esas galletas se han vuelto un clásico en mi cocina y una muestra de cariño hacia las personas que quiero. Ya sea a mis compañeros de clase a los que les llevaba galletas casi a diario, mis jefes para hacer la jornada de trabajo más tranquila mientras tomábamos mate, a mi pareja para desayunar antes de irnos a nuestros trabajos o a mi mejor amiga porque tiene antojo.(Sofia, te hablo a vos).

Ahora que conocen la historia y el significado que le doy a estas galletas les comparto la receta. Háganlas a sus seres queridos o la persona que más odien, me da igual la verdad solo quiero que las prueben y sean felices como yo cuando las comí por primera vez.

studio-session-033-editar-2

Ingredientes: 

2 Tazas de harina sin blanquear (amigos de Argentina pueden usar harina leudante directamente y así ya no usan el polvo de hornear)

2 Cucharaditas de polvo de hornear

1/2 cdta de sal

Canela, a gusto de cada uno (yo pongo una cuchara)

Muchos chips de chocolate (Argentina – Chips de chocolate marca Aguila) (Monterrey – yo conseguí en Mr Tofu San Pedro una variedad increible de chocolates en barra que después corte para hacer los chips). 

1 taza de azúcar (blanca, rubia o integral)

1/2 taza de aceite

2 Cucharaditas de esencia de vainilla

1/4 taza de agua

Para mi esta receta es lo más sencillo de la vida, no solo por los pocos ingredientes que tiene sino por los pocos pasos que lleva. Una vez que tenemos todos los ingredientes solo tenemos que sacar de nuestra cocina dos bowls (uno grande y uno chico), varias placas para el horno y utensilios para revolver (yo revuelvo con tenedor porque se me hace más fácil que las palas de madera y todo eso).

Primero vamos a encender nuestro horno a temperatura media (180º aproximadamente) para que se vaya calentando. Ya que encendimos el horno y no nos exploto en el intento (si les exploto primero vayan al hospital y después siguen con la receta).

En el bowl grande vamos a mezclar la harina, el polvo de hornear, sal y la canela. Ya que se mezclaron agregamos las chispas de chocolate, mezclamos de vuelta y dejamos el bowl un ratito mientras preparamos la siguiente mezcla.

Tomamos el bowl más pequeño, vamos a mezclar el azúcar y el aceite ya que queden bien incorporados agregaremos la esencia de vainilla, el agua y seguimos mezclando. 

Ya que tenemos listo esa mezcla agregamos el bowl de los húmedos al de ingredientes secos (el bowl grande), mezclando pero sin batir (esto quiere decir que no se emocionen revolviendo lo ingredientes… denle tranqui a la mezcla). 

Cuando quedé todo incorporado (la mezcla tiene que quedar muy espesa) vamos a poner un poco de aceite en las placas para el horno para que no se peguen las galletas o pueden poner papel para cocina en la placa (el blanco que parece papel de calcar). DIJE PARECE, NO VAYAN A PONER PAPEL DE CALCAR.

Bueno ya que aceitamos nuestras placas ponemos con una cuchara de nieve bolitas de la mezcla (puede ser cualquier tipo de cuchara), solo cuiden no dejar muy pegadas las bolitas porque después se extienden y se pueden pegar las galletas, ya que tenemos la mezcla en las placas las metemos al horno durante 10 minutos a 180º. Cumplido el tiempo las galletas estarán casi listas, parecerán que están blandas pero cuando se enfríen se van a endurecer. Como mucho recomiendo dejarlas 1 o 2 minutos más en el horno para que se doren más pero no es necesario.

Ya que las sacan del horno tienen que esperar a que se enfríen para que se endurezcan. (pueden comerlas así pero estarán blandas y se van a quemar, se los dice la voz de la experiencia).

¡¡LISTO TENEMOS GALLETAS VEGANAS DE CHISPAS DE CHOCOLATES!! 

Studio Session-041.jpg

Espero mucho que les gustara esta receta, que la puedan cocinar pronto y sino pues ustedes se las pierden. Dejen sus comentarios sobre que recetas les gustaría que les escribiera o etiquetenme si llegan a hacer las galletas para ver como les quedaron.

P.D Si alguna vez te dije que te quería y no te hice estas galletas, probablemente no te quiera tanto.

6 comentarios sobre ““¡Ya no quiero tener mi blog!” – Kike, 24 años y no sabe sobre que debería de ser su primer post.

  1. Que tristeza que no me ames lo suficiente =…(
    Es todo lo que tengo que decir….ntc… felicidades por tu primer post, ya soy fan.

    – Lila Sirena

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s